El 100% de los padres piensa que aprender inglés es muy importante

Sonia Pascual

La totalidad de las familias participantes en el estudio `El impacto de BEDA: ¿qué hemos aprendido?´, realizado por Cambridge English Language Assessment, departamento de evaluación de inglés de la Universidad de Cambridge, destaca la importancia del inglés en la sociedad actual, tanto desde el punto de vista académico como laboral. Algunos lo llegan a calificar de `indispensable´.

imagen El 100% de los padres piensa que aprender inglés es muy importante

Junto a ellos, el 99% de los niños de educación primaria y el 97% de los alumnos de secundaria comparten esta opinión. De hecho, la motivación para aprender inglés tiene que ver con la mejora de las oportunidades laborales en un 91% (Primaria), 99% (Secundaria) y 97% (Padres). Otros usos valorados son la comunicación con los demás, el acceso a una buena universidad, los viajes y el uso de la tecnología.

Estas son algunas de las conclusiones de la segunda parte del estudio presentado por Coreen Dorchety, del equipo de investigadores de Cambridge Engilsh Language Assessment, en torno al Programa Beda, programa de excelencia en la enseñanza del inglés aplicado en más de 300 colegios de las comunidades autónomas de Madrid, Castilla-La Mancha, Murcia, Canarias y Andalucía pertenecientes a FERE-CECA (Federación Española de Religiosos de Enseñanza-Centros Católicos) y que tiene a Cambridge English Language Assessment como agente evaluador externo. En el mismo, han participado más de 600 personas entre profesores, alumnos y familias de centros madrileños.

Según el estudio, el impacto positivo de la introducción de la evaluación externa en este programa de bilingüismo tiene que ver con el incremento de la motivación en el aprendizaje, el incremento de las competencias lingüísticas de los alumnos y una mayor relación entre enseñanza y evaluación. En este sentido, los profesores piensan que los alumnos participan y trabajan más en clase (51% y 63%, respectivamente); los padres opinan que sus hijos están más interesados en el aprendizaje del inglés (61%) y los estudiantes afirman que trabajan más en el aula (71% en primaria y 68% en secundaria). Además, los colegios destacan que el examen es una referencia externa y objetiva muy valiosa para obtener un baremo sobre los avances del alumnado y establecer mejoras en la enseñanza.

La investigación se ha centrado en cuatro áreas: la actitud hacia la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación del inglés, la motivación en la enseñanza y el aprendizaje, la progresión de los alumnos, y, por último, los cambios en la práctica docente. En torno a ellas se ha estudiado la perspectiva de profesores, alumnos de Primaria y Secundaria y familias.

En cuanto a las cuatro habilidades evaluadas por Cambridge English: comprensión y expresión oral (Listening y Speaking) y comprensión y expresión escrita (Reading y Writing), los estudiantes piensan que se expresan mejor en inglés, aunque también perciben de manera positiva el resto de sus habilidades. En este sentido, los resultados de los exámenes YLE (Young Learners English, que se realizan con niños a partir de 7 años) indican también unas altas competencias en la expresión oral, mientras que las correspondientes a la compresión y expresión escrita y a la comprensión oral son algo menores. El cierre de la brecha entre la expresión oral y el resto de habilidades sigue siendo un reto de futuro.

Del estudio también cabe destacar la importancia de la formación del profesorado. Éste se muestra muy satisfecho por los cursos recibidos que le ayudan, según afirman, a mejorar su práctica docente, el conocimiento del idioma aplicado al aula, descubrir nuevas maneras de enseñar y a profundizar en el intercambio de ideas y mejores prácticas entre profesores.

Dentro de los retos de futuro, se presentan dos principales: mejorar la integración de la preparación de los exámenes en el aula de manera que no se produzca ni una restricción de contenidos educativos ni que el test suponga una merma de tiempo para otras cuestiones e igualar las competencias entre las diferentes habilidades del uso del idioma.

El estudio fue presentado en el marco del IV Congreso de Bilingüismo de las Escuelas Católicas de Madrid donde profesionales del sector tuvieron oportunidad de intercambiar propuestas formativas, organizativas y metodológicas y de compartir retos e inquietudes entorno a la mejora del inglés y la implantación del bilingüismo en los colegios de FERE.


Cambridge English Language Assessment es miembro fundador de la Asociación Europea de Examinadores de Lenguas, en inglés Association of Language Testers in Europe (ALTE), y trabaja estrechamente con otras agencias de evaluación, escuelas y academias de todo el mundo para apoyar el desarrollo de los exámenes de idiomas, tanto en su vertiente teórica como práctica como herramienta para asegurar el correcto dominio y certificación de las lenguas extranjeras.

Cerca de 4 millones de personas realizan cada año los certificados de Cambridge English Language Assessment, departamento de la Universidad de Cambridge, en 130 países y son reconocidos por más de 12.000 departamentos gubernamentales, universidades y empleadores en todo el mundo. Un extenso programa de pilotaje y validación asegura que las preguntas y tareas propuestas en los exámenes determinan de forma exacta los conocimientos reales de las personas evaluadas. El compromiso de Cambridge English Language Assessment con la excelencia se sustenta en un equipo permanente de alrededor de 300 personas y en más de 10.000 examinadores especialistas.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad