Estudio sobre la universidad española de la Fundación BBVA y el Ivie

Redacción gradoMania

El informe de la Fundación BBVA y el IVIE evidencia varios problemas que reducen su eficiencia. Desajustes entre oferta y demanda de algunas titulaciones, o un bajo esfuerzo investigador, entre otros.

El estudio “Universidad, universitarios y productividad en España" no deja a la universidad española en un buen lugar.

Según sus autores la universidad española “muestra problemas de productividad y competitividad internacional que suscitan dudas sobre su funcionamiento y eficiencia, y su contribución social y económica". En el informe, se destaca los, en su opinión, “preocupantes desajustes" entre oferta y demanda en titulaciones de Medicina, humanidades o ciencias experimentales, que lleva a una “capacidad de ofertar servicios no aprovechada, como resultado de la rigidez y la lentitud de las universidades a la hora de adaptar y reasignar los recursos y las plantillas"

Los autores esgrimen para ello datos como que el tamaño medio de los primeros cursos de las titulaciones ofrecidas en el curso 2009-10 en las universidades públicas y privadas era de 94 alumnos, pero en un 29% de ellas el número de estudiantes era inferior a 40.

Como aspecto positivo el estudio constata que los estudios superiores mejoran la tasa de actividad y ocupación de los titulados,
así como sus salarios y la estabilidad en el empleo. Ahora bien, la intensidad de esta ventaja de la educación frente al empleo depende
del estado del mercado de trabajo. Con todo, aunque durante el periodo de crisis la formación universitaria no ha evitado el crecimiento del desempleo entre los jóvenes titulados, ha supuesto una ventaja muy relevante para evitar la pérdida de empleo de los universitarios y, como se ha señalado, el número de ocupados con estudios superiores ha seguido creciendo después de 2007.

Los datos también muestran que el mayor nivel educativo permite acceder con más facilidad a un contrato indefinido y ocupar los puestos de trabajo que las empresas consideran que deben ser desempeñados por trabajadores estables, con el fin de aprovechar las mejoras de productividad que se desarrollan con la experiencia en el puesto.

El menor diferencial salarial de los universitarios en España (respecto a los trabajadores no titulados) se debe en parte a la mayor juventud en promedio de los universitarios y también al tamaño y características de las empresas españolas.

Algunas cifras

En total, hay 236 campus universitarios, en los que estudian 1.650.000 alumnos. Un 90% de ellos cursan estudios de grado y el 10% restante másteres o doctorados. El precio medio de matrícula de un grado se sitúa entre los 750 y los 1.000 euros, aunque 267.000 alumnos son beneficiarios de becas. En las universidades trabajan 110.000 profesores. Las dos terceras partes son doctores y el 50% funcionarios. El 69,5% de los catedráticos y el 40,6% de los profesores titulados investigan.

Los resultados del estudio se pueden consultar en: www.ivie.es (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas)





TAGS: Universidad
  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad