La UVa coordina un proyecto europeo que reforestará cinco provincias españolas

Redacción

El proyecto utiliza una técnica novedosa que no necesita riego, puesta en marcha en 23 hectáreas de la provincia de Valladolid.

La Universidad de Valladolid, a través de su Fundación General, es la coordinadora de un proyecto europeo, denominado Los Desiertos Verdes, que se plantea un objetivo ambicioso: reforestar 63 hectáreas en cinco provincias españolas (Valladolid, Zamora, León, Zaragoza y Barcelona), utilizando una técnica novedosa que no necesita riego, llamada Groasis Waterbox.

La idea es recuperar zonas cuyo elemento común es que son muy secas y algunas áridas, aunque son diferentes en razón de su clima, tipo de suelo, altura, uso actual (desuso, escombrera, área de esquí, bosque quemado, agricultura) o árboles autóctonos.

En la iniciativa participan nueves instituciones y empresas de la Unión Europea, ya que se engloba en un programa LIFE+, como son la Universidad de Valladolid y su Fundación General, que gestiona el proyecto, las diputaciones de Valladolid y de León, AquaPro B.V, Sylma (Bélgica), el Ayuntamiento de San Mateo de Gallego (Zaragoza), Ayuntamiento de Riofrío de Aliste (Zamora) y Transfere Latin Business Consultancy (Holanda).

El peso de la parte investigadora recae sobre un equipo de la Escuela de Ingenierías Agrarias de Palencia, que coordinada el profesor del Departamento de Ciencias de los Materiales, Zacarías Clérigo, en el que también están involucrados el Área de Ingeniería Cartográfica, Geofísica y Fotogrametría y el Departamento de Producción Vegetal.

El equipo pretende en un plazo de cinco años (2010 -2015) acometer la reforestación con 25.000 waterbox en cinco puntos de la geografía española: San Isidro (León), Matallana y Tierra de Campos (Valladolid), Riofrío de Aliste (Zamora), Los Monegros (Zaragoza) y Barcelona.

De momento, se han iniciado las primeras plantaciones en 23 hectáreas de la provincia de Valladolid, concretamente se ha actuado en la recuperación de escombreras ubicadas en las localidades de Alcazarén, Iscar, Monasterio de Vega, Fuensaldaña, Roales de Campos, Melgar de Abajo, Castronuevo y en la Finca de Matallana.

El objetivo del programa conjunto, pionero por usar la nueva técnica que no necesita riego, es alcanzar una tasa de supervivencia del 90 por ciento sin utilizar métodos de riego artificial.

La tecnología que lo va a permitir, llamada Groasis Waterbox, es un invento del holandés Pieter Hoff, que consiste en captar el agua del rocío y de las lluvias ocasionales y esto es fundamental en zonas en las que la lluvia es escasa.

El proyecto Desiertos Verdes permitirá no sólo ayudar a reforestar muchas zonas con graves problemas de desertificación sino que también puede ser un impulso para la creación de pequeñas industrias y de empleo a nivel local, con la instauración y consolidación de la economía verde.

Además, la iniciativa proporcionará datos que prueben la idoneidad de esta tecnología y que pueden responder a los problemas actuales de reforestación (necesidad de riego continuo, alto coste…) y al impacto del cambio climático sobre las áreas rurales y vulnerables de España.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad