“Sí, se pueden compaginar los estudios con el deporte de élite

Sonia Pascual

La competición deportiva es exigente. Cuando llega la inevitable retirada, a una edad todavía temprana, muchos se plantean por dónde orientar sus pasos. Pensando en ese futuro, los deportistas de élite se embarcan en estudios universitarios que intentan compatibilizar con partidos y torneos. UNIR , la Universidad Internacional de La Rioja, intenta ayudarles en sus grados o postgrados con horarios flexibles y su metodología online.

UNIR cuenta entre sus alumnos con grandes competidores dentro y fuera de España. Éstas son algunas historias de los deportistas de élite con experiencias en UNIR. En ellas hay consejos y vivencias que pueden servir para otros campeones.

imagen “Sí, se pueden compaginar los estudios con el deporte de élite

Alberto Aguirrezabalaga (Grado en ADE, 24 años)

Este jugador del Csurgoi KK de la primera división húngara de balonmano cree que la educación en internet presenta una serie de ventajas como apuntes actualizados, aularios abiertos a todas horas, clases en diferido…. “Eso para un deportista que no sabe dónde va a estar al siguiente año es un gran alivio", dice.

Su consejo a los jóvenes deportistas es que estudien para tener una formación adecuada para cuando terminen sus carreras deportivas. “He visto mucha gente en el ámbito del balonmano que entre 28 y 32 años empiezan a estudiar ya que ven que se les terminar la carrera deportiva y no tienen nada donde sujetarse porque no han realizado ningún estudio".

A Alberto le aconsejó mucha gente que siguiera por la senda del estudio. Muchos de los que se han retirado ya, “dicen que si volvieran atrás no lo dudarían y estudiarían. Yo por suerte, he sido comprendido tanto por entrenadores como profesores, y siempre me han dejado asistir a los exámenes, o he podido cambiarlo de fechas cuando era imposible realizarlos".


David Doblas (Grado en Maestro en Educación Primaria, ya graduado 31 años)

Este baloncestista del Guipuzkoa Basket Club, de la ACB, no disponía de mucho tiempo libre debido a dobles sesiones y viajes cada dos semanas, así que decidió administrar su escaso tiempo libre para los estudios, que le ayudaron a “salir de la burbuja del deporte". Si no estaba inmerso en una competición importante, estudiaba por las noches después del entrenamiento y de la academia de inglés. En la actualidad, ya le están sirviendo sus estudios: “Los deportistas en mayor o menor medida somos un ejemplo para la sociedad, y sobre todo para los jóvenes. En un mundo tan falto de buenos modelos es importante que los deportistas sean un ejemplo, no solo de vida sana, sino también de cultura".

Doblas cuenta incluso una anécdota: “La temporada pasada estaba cursando varias asignaturas en Inglés y varios compañeros americanos y un inglés me estuvieron vacilando todo el año porque saqué en un examen un 5,2. (Me llamaban five point two). Además, me corregían todos los errores de mis twits públicamente. Sin embargo, luego me reí yo de ellos ya que no eran capaces de hacer ni la mitad de mis ejercicios".


Martín Calvo (Grado en Comunicación, 25 años)

Desde su equipo de la primera división británica de baloncesto, el Mersey Tigers, Martín Calvo se considera una persona organizada. “Hay tiempo para todo y el estudio es una buena forma de desconectar del deporte y de entrenar un poco el cerebro. Es verdad que a veces cuesta un poco por el cansancio y cuando se acercan los exámenes, los deportistas no podemos pasarnos noche de desvelo, pero hasta ahora estoy muy contento con mi rendimiento".

Si le va bien en la competición, eso repercute en el rendimiento en sus estudios: “Si el equipo va ganando y tú estás jugando, te sientes feliz. Y ahí depende como lo afronte cada uno, si la frustración hace que no estudie, o que busque en el estudio una vía de escape".

El grado en Comunicación de UNIR que integra el periodismo con la publicidad le pareció atractivo. Además, considera que cada vez hay más respeto por los deportistas que estudian. “Tenemos una carrera muy corta que una lesión puede truncar en cualquier momento. Además la crisis está destrozando el deporte profesional español. Estudiar sirve para echar un cable a tierra, desconectar y autorrealizarse", considera.


Mikel Idoate (Grado en Derecho, 23 años)

Este deportista profesional de pelota a mano saca tiempo para estudiar, entrenar y estudiar Derecho, un grado “con muchas salidas profesionales y con una gran formación sobre las instituciones que controlan nuestras vidas".
La rutina del pelotari es la siguiente. Por las mañanas entrenamos de 10 a 12. Por lo que salgo de casa a las 9 y llego a la 13.00. Tras comer y descansar un tiempo, me pongo a estudiar de 4 a 7 de la tarde. A veces hasta más tarde, dependiendo de lo que tenga que estudiar.

Lo tiene claro: “Estudiar te sirve no solo para el futuro profesional, sino también como educación adicional y puede que ayude a mejorar el rendimiento deportivo, dado que desconectar es importante. Cuanto más sepamos, mejor".


Nacho Cases (Grado en Maestro de Educación Infantil, 25 años)

En las concentraciones de su equipo, el Sporting de Gijón, se lleva los apuntes y cuando puede se encierra en su habitación para estudiar.
La planificación, esa es la clave para competir, formarse e incluso salir con los amigos: “Hay tiempo para todo, aunque en algunas ocasiones, sobre todo en el deporte profesional donde la exigencia es mayor, centrarse en las dos cosas a veces es complicado".

Este futbolista con una gran vocación como profesor cree que “siempre hay que tener una formación, el deporte es muy variable, unos días parece que puedes vivir de él y otro día quizá las cosas se pongan más complicadas, estamos hablando de deporte profesional".

De la metodología de UNIR, Nacho aprovecha, sobre todo por sus apretados horarios, las clases grabadas.


Víctor Hugo López Romero (Grado en ADE, 30 años)

El balonmano alemán de la segunda división de la Bundesliga sigue con mucha atención las habilidades técnicas y físicas de Víctor Hugo López Romero, del TV Grosswallstadt. Debido a las exigencias laborales, le resulta imposible ir a clase regularmente. Destaca que al estudiar por internet puede recurrir al material didáctico en sus momentos libres.

“Al no disponer de todo el tiempo necesario, los estudios requieren un esfuerzo extra; además muchas veces, en diversos momentos de la competición, es difícil dedicarse al estudio porque estoy muy concentrado en el balonmano". Este empeño adicional se nota especialmente en la pretemporada.

El día de mañana López Romero quiere crear su propia empresa. “Es necesario tener una formación complementaria y aunque los deportistas no disponemos de mucho tiempo en el día a día al cabo de los años que dedicamos al deporte, aproximadamente desde los 18 durante 12 o 14 años, sumamos mucho tiempo para dedicar al estudio, señala este zurdo para el balonmano y diestro para el resto de sus actividades".


Imanol Rojo (Grado en Maestro en Educación Primaria, 22 años).

Imanol forma parte del equipo nacional de esquí de fondo y del club Alpino Uzturre Elkarte. Ha competido en la Copa del Mundo, la Copa de Europa, el Mundial sub 23, el mundial absoluto y está preseleccionado para los Juegos Olímpicos de Sochi 2014. España, Alemania, Austria, Italia, Eslovenia…los estudios en internet han sido su tabla de salvación

“En primavera-verano es más fácil compaginarlo pero en invierno cuesta más ya que con los entrenamientos y las carreras no hay casi tiempo para estudiar. Siempre me han gustado los niños y me he llevado bien con ellos y me gustaría enseñarles a que aprendan todo lo posible mientras que se divierten", dice Imanol.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad