El futuro de las universidades iberoamericanas en diez claves

Sofía Riesco

El III Encuentro Internacional de Rectores Universia que se ha celebrado en Río de Janeiro (Brasil) deja reflexiones que deben afrontar las universidades iberoamericanas para su desarrollo en los próximos años.

imagen El futuro de las universidades iberoamericanas en diez claves

La diversificación de la demanda de enseñanzas, la diferenciación de la oferta educativa, la creciente internacionalización, la irrupción de componentes educativos digitales y la transformación de esquemas de financiación son algunos de los retos a los que se van a tener que enfrentar las universidades en los próximos años.

El “III Encuentro Internacional de Rectores" ha reflexionado sobre la universidad del siglo XXI y sobre las nuevas expectativas y tendencias universitarias, con el fin de impulsar un Espacio Iberoamericano del Conocimiento socialmente responsable. Para ello se ha establecido una estrategia común de actuación en torno a las claves y compromisos recogidos en la “Carta Universia Rio 2014".

1. Consolidación del Espacio Iberoamericano del Conocimiento
Se requieren nuevos y mayores compromisos en ámbitos como la movilidad universitaria; el reconocimiento y la transferencia de créditos; la comparación de la estructura de las enseñanzas y el reconocimiento de los títulos o la acreditación de las instituciones y estudios.

2. La responsabilidad social y ambiental de la universidad
Se debe priorizar actuaciones como el incremento del acceso a la universidad, especialmente de estudiantes provenientes de los hogares menos favorecidos; la formación en principios, valores y capacidades; el refuerzo de las políticas de género; la atención a grupos con necesidades especiales; la defensa de la inclusión social y el cuidado de un desarrollo más sostenible y equilibrado del medioambiente.

3. Mejorar la información sobre las universidades iberoamericanas
El objetivo es dar a conocer las características propias de las instituciones, sus actividades y programas en beneficio de los estudiantes, empleadores y, por tanto, también de los gobiernos y la sociedad.

4. La atención a las expectativas de los estudiantes
Esta propuesta se centra en la revisión curricular de las enseñanzas y el impulso de titulaciones novedosas como los dobles grados, que no defrauden las necesidades de inserción laboral y emprendimiento de los jóvenes. También proponen la creación de programas que ayuden a compatibilizar estudios y actividad laboral.

5. Formación continua del profesorado
Este aspecto contempla sistemas rigurosos de selección del profesorado, organizar esquemas transparentes de promoción, incentivar la innovación y fomentar el uso de tecnologías educativas vinculadas al entorno digital.

6. Garantizar la calidad de las enseñanzas y adecuarse a las necesidades sociales
Este objetivo requiere un equilibrio entre conocimientos, habilidades y competencias, pero también apunta a la renovación de los métodos de enseñanza y aprendizaje y extender el uso de las tecnologías digitales. También se hace referencia a la autorregulación y autoevaluación de las instituciones.

7. Mejorar la investigación, la transferencia de sus resultados y la innovación
Las universidades deben extender sus capacidades investigadoras, colaborar entre sí y con todos las partes interesadas para utilizar el conocimiento como elemento de productividad y competitividad económica, de creación de riqueza y empleo, de innovación y cohesión social.

8. Ampliar la internacionalización y de las iniciativas de movilidad
Se debe impulsar la mejora de la proyección, visibilidad y atractivo de las universidades iberoamericanas, y fortalecer la cultura de internacionalización en la institución y sus actividades.

9. Utilización plena de las tecnologías digitales
Adaptarse a este proceso de cambio imparable constituye un reto ineludible para las universidades iberoamericanas que no han desarrollado todavía una visión digital que abarque todo su potencial.

10. Adaptación a nuevos esquemas de organización, gobierno y financiación
Las universidades más sólidas y con prestigio internacional se caracterizan por una alta concentración y atracción de talento, abundantes recursos y financiación y una gobernanza flexible y profesional. Estos han de ser también objetivos estratégicos para las universidades iberoamericanas, que han de disponer de una moderna estructura organizativa, cualificada y responsable, con las más modernas técnicas de gestión y esquemas de dirección y administración.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad