¿Máster Oficial o Máster Propio?

Redacción gradoMania

¿Cuál de las dos opciones elegir? A la hora de decidirse por el máster que se quiere estudiar, es una de las dudas más habituales que aparecen en el alumno. Y es que existen algunas diferencias entre los dos tipos que hacen que la elección sea más compleja.

Tras la firma en el año 1999 de la Declaración de Bolonia, la oferta de títulos de postgrado cambió. En 2005, España aprobó los reales decretos que regulan las enseñanzas de grado y postgrado por lo que las universidades se vieron obligadas a adaptarse al nuevo Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Los Másteres oficiales tienen carácter oficial en todo el territorio nacional, en este caso, en España. Comenzaron a impartirse en el curso 2006-2007 y su acceso está condicionado a poseer un título universitario de licenciado, arquitecto, ingeniero o grado. Aunque también existen másteres con acceso desde las titulaciones cortas (diplomado, ingeniero técnico o arquitecto técnico) que en ocasiones requieren cursar unos créditos complementarios.

Otra de las características principales de los másteres oficiales es que sus precios también son oficiales y están fijados por créditos. Además, suelen tener diferentes perfiles (investigación u orientados al mercado laboral) y precisan de la defensa de un trabajo fin de máster, aunque algunos pueden tener también prácticas obligatorias. Este trabajo de investigación, requisito indispensable para su superación, ha de defenderse ante un tribunal y capacita al alumnado para poder comenzar la Tesis doctoral (másteres de investigación).

En algunos casos los másteres oficiales dan acceso a una profesión con competencias reguladas por ley (ingeniero, abogado) o acceso a profesiones como profesor de secundaria (máster que sustituye al antiguo CAP)

Por su parte los másteres como Título Propio acreditan un nivel de formación superior a la de grado (no doctoral) y se rigen por las normas de cada universidad, aunque hay una serie de características comunes, como los créditos (más de 50) y el acceso (titulación universitaria). Algunas universidades contemplan aceptar alumnos que no tengan titulación universitaria pero que cuenten con una experiencia profesional amplia que esté en línea con la temática del título.

Estos títulos propios tienen un perfil más profesional y están orientados a la inserción laboral o un mejora de currículum. La oferta puede variar cada año y los precios los estipula la dirección del máster en concreto por lo que pueden variar mucho de unos a otros. Son títulos de especialización muy concreta, algunos a demanda que se adaptan mejor a las necesidades del profesional que desea ampliar su formación. Por ello, suelen escogerlos profesionales que necesitan un programa compatible con su actividad laboral.

Podría decirse que los másteres oficiales y los de título propio se complementan entre sí y ambos aportan elementos enriquecedores al alumno, a pesar de sus diferencias.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad