Cómo afrontar Selectividad sin ansiedad

Sonia Pascual

Los exámenes de acceso a la universidad se acercan, y muchos estudiantes sufren el estrés y la ansiedad que implican estas pruebas. Para hacerles frente con éxito, los alumnos deben contar con la ayuda de los padres y centros educativos.

imagen Cómo afrontar Selectividad sin ansiedad

Los estudios implican ansiedad. Saber cómo gestionarla es clave para no sufrir estrés y que los nervios nos jueguen una mala pasada. Desde muy temprano, los estudiantes presentan niveles elevados de ansiedad. De hecho, hay investigaciones que demuestran que esta sensación empieza en algunos niños de 10 años, por lo que si una persona finaliza sus estudios universitarios a los 25 años, llevará 15 años con problemas de ansiedad y teniendo un sufrimiento elevado.

Como señala el profesor de Psicología de la Universidad CEU San Pablo, Fernando Miralles, este tipo de ansiedad no siempre puede ser controlada por la persona, llevando a los jóvenes a disminuir sus notas y, en los casos más graves, incluso a no presentarse a la prueba.

Hay muchos jóvenes que, aún siendo buenos estudiantes, no saben enfrentarse a exámenes tan importantes como la Selectividad, al no poder controlar la ansiedad que les genera este tipo de pruebas.

Irritabilidad, agresividad, susceptibilidad o mal humor, insomnio y malestar físico, aparición de pensamientos negativos, ganas de dejar los estudios, miedo al fracaso o a “quedarse en blanco" son los principales síntomas provocados por la ansiedad.

Fernando Miralles recomienda que el centro de estudios, los padres, los psicólogos clínicos y cómo no, el propio estudiante, trabajen en equipo para paliar los efectos negativos generados por la ansiedad:

· Centros de Estudios

Desde los centros de estudios, cada vez es más frecuente que impartan cursos contra la “ansiedad ante exámenes". De hecho, en otros países, existen centros de estudios y universidades que desarrollan iniciativas como crear un espacio dentro de las Facultades donde los estudiantes puedan explotar burbujas de plásticos, como sucede en la Universidad de Leicester de Reino Unido. En la Universidad de Camberra en Australia, llevan a sus instalaciones animales para que convivan con los alumnos.

· Familia

Los padres podrán ayudar a sus hijos dándoles datos objetivos de la Selectividad, tales como que, normalmente aprueban casi el 93% de los alumnos se presentan a la prueba. Además, se le puede recordar las notas que han estado sacando a lo largo del curso y sobre todo, intentar que sus hijos se sientan apoyados en todo momento. Si comprueban que el grado de ansiedad es muy elevado, pueden buscar ayuda de un psicólogo clínico para enfrentarse a este problema.

· Alumnos

Los propios estudiantes pueden utilizar las técnicas, según qué momento se trate:
- Antes del examen: «Encontrar el sitio adecuado para repasar, no tomar fármacos ni bebidas energéticas en exceso, intentar dormir un mínimo de siete horas y no ponerse en contacto con amigos que estén muy nerviosos».
- El mismo día de la prueba: «Ir sin prisas al examen, no llevar el estómago vacío, evitar el último repaso a fondo, no comentar el temario con los compañeros de clase e incluso practicar técnicas de relajación».
- Durante el examen: «Leer todas las preguntas y empezar por las que mejor sepan, controlar el tiempo en todo momento, dejar unos minutos para repasar y si se ponen nerviosos, realizar técnicas de "parada de pensamiento negativo" y "relajación"».

Fuente: Departamento de Comunicación Universidad CEU San Pablo.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad