ULPGC diseña un proyecto para detectar cayucos

Redacción

El sistema de vigilancia marítima será probado en 2011 en aguas de Gran Canaria y Malta.

La Universidad de las Palmas de Gran Canaria, en colaboración con la empresa Spot Image, participa en un proyecto piloto de diseño de una radiobaliza para detectar cayucos próximos al litoral de la isla.

Se trata de una serie de plataformas colocadas sobre boyas equipadas con sensores que, de forma autónoma, se encargan del control y vigilancia para evitar que cayucos atraviesen estas aguas marítimas.

Este nuevo sistema de vigilancia marítima permite enviar una señal con la localización exacta de la patera a la Guardia Civil en menos de una hora.

Cada baliza mide 4,5 metros, lo que facilita la realización de un rastreo de gran alcance, pues puede vigilar un radio de entre 15 y 20 kilómetros. La red de boyas ofrece una visión de 360 grados de la zona por encima del agua y es capaz de determinar dónde están los puntos calientes de cualquier embarcación.

Esta imagen térmica -que permite detectar la temperatura del cuerpo humano de sus viajeros y del propio motor- es un instrumento eficaz para averiguar si se trata de un bote ilegal.

El proyecto piloto será probado el próximo año 2011 en las costas de Gran Canaria y Malta. Se prevé que tenga un coste de cuatro millones de euros y un plazo de tres años y medio de ejecución.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad