¿Cuáles son las aspiraciones y preocupaciones de los millennials y la Generación Z?

Sofía Riesco

Lograr estabilidad económica e independizarse son algunas de sus metas. La generación más joven se muestra más preocupada por el futuro que su antecesora.

imagen ¿Cuáles son las aspiraciones y preocupaciones de los millennials y la Generación Z?

Estabilidad económica, cumplir sus metas profesionales y casarse son las aspiraciones de los ‘millennials’ (los nacidos entre 1980 y 1995) y la Generación Z (los nacidos a partir de 1995). El futuro laboral, el coste de la educación y la situación económica actual son otras de las preocupaciones de estos jóvenes.

Según una encuesta realizada por Adecco a 1.000 estudiantes nacidos a partir de 1980, poder casarse, independizarse y ser económicamente autónomos siguen siendo las prioridades de estas dos generaciones.

Los jóvenes de la generación Z y los ‘millennials’ tienen muy claro lo que les preocupa de cara al futuro. En primer lugar, un 32% de los jóvenes coincide en que la capacidad para encontrar un puesto de trabajo es su mayor inquietud. A un 16% le preocupa el coste de la educación, mientras que un 13% muestra incertidumbre por la situación económica y cree que no será fácil independizarse.

Las aspiraciones de estas generaciones una vez finalizados sus estudios universitarios son diversas. Una de las más repetidas es la estabilidad financiera, que es la mayor aspiración para el 31% de estos jóvenes. A ésta le sigue la consecución consecución de sus sueños o metas profesionales, lo que espera poder conseguir el 28% de ellos.

Casarse sigue siendo un aspecto importante en la vida de estos jóvenes. Tanto es así, que ésta es la mayor aspiración del 10%. En la misma proporción, el 10% espera continuar sus estudios después de la universidad. Le siguen, de lejos, viajar (6%) y tener una familia (4%).

A pesar de que muchos aspectos les preocupan, casi 8 de cada diez estudiantes (el 79%) son optimistas y creen que encontrarán un trabajo en menos de cinco meses. De hecho, el 42% cree que lo conseguirá en menos de tres meses y el 36% confía en conseguirlo en un plazo de tres a cinco meses.

Sin embargo, el 16% de ellos no ve factible encontrar empleo en tan poco tiempo y ve más probable conseguirlo en un plazo de entre 6 y 12 meses. Los más negativos, el 5%, creen que les costará más de un año encontrar un empleo. En la misma línea, la mitad de los jóvenes encuestados se sienten optimistas a la hora de buscar un empleo, mientras que sólo el 6% se siente derrotado.

Disfrutar de un buen ambiente laboral durante su primer trabajo, tener un horario flexible o un salario elevado son aspiraciones menos demandadas que tener un trabajo satisfactorio o la estabilidad laboral.

A la hora de buscar empleo, la mayoría de los jóvenes de ambas generaciones se decantan por Internet. Las universidades o centros de estudios son su segunda opción, seguida de las redes sociales y los contactos de familiares y amigos.

Además, un 68% de los encuestados no está de acuerdo con la forma de proceder de los centros de estudios en cuanto a la empleabilidad. El 30% propone un temario adaptado a la realidad de las empresas. El 18% cree que las prácticas mejorarían su empleabilidad y un 15% opina que la solución estaría en las ayudas para elaborar un currículum o las entrevistas de trabajo.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad