Los estudiantes universitarios de grado descienden casi un 3%

Sofía Riesco

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha publicado el informe ‘Datos y cifras del sistema universitario español 2014-2015’, en el que se muestra la evolución de los estudiantes de grado, máster y doctorado, la inserción laboral de los egresados, la caracterización de los estudiantes o las notas de corte de las distintas titulaciones.

imagen Los estudiantes universitarios de grado descienden casi un 3%

En los últimos años ha aumentado el número de universidades privadas, creándose de media una por año. En España hay 33 universidades privadas y 50 públicas. Madrid, Andalucía y Cataluña aglutinan la mayoría de las universidades.

Se incrementa también el número de grados universitarios impartidos: 2.534 grados en 2013-2014. Las universidades privadas son las que más incrementan esta cifra, debido a la proliferación de las mismas en los últimos años.

Los estudiantes universitarios de Grado en 2013-2014 descendieron un 1,5% respecto al año anterior. Se prevé que en 2014-2015 el número de estudiantes se sitúe en 1.373.300 estudiantes, lo que indicaría un descenso del 2,8%.

Según el Ministerio, esto se debería a la caída de la población joven de entre 18 y 24 años, y también al cambio sufrido en la duración de los grados universitarios, que actualmente es de cuatro años. La rama que pierde más estudiantes es la de Ingeniería y Arquitectura (-6%), seguida de Artes y Humanidades (-2,5%), Ciencias (-2,2%) y Ciencias Sociales y Jurídicas (-2,1%).

A la hora de acceder a la universidad la mayoría lo hace a través de la PAU (un 74%) y más del 11% procede de la formación profesional. El 92% de los que se presentan a Selectividad aprueban. La nota media de admisión (por la que los estudiantes acceden a la universidad) de aquellos que proceden de PAU es 8,37 puntos y de los de FP 7,80. Además, casi el 75% de los estudiantes consigue entrar en la titulación que marcó como primera opción en el proceso de preinscripción.

Respecto a la caracterización de los estudiantes universitarios, más de un 54% son mujeres. En la rama de Ingeniería y Arquitectura la mayoría son hombres (74%), porcentaje que se invierte en las titulaciones de Ciencias de la Salud, donde predominan las mujeres. Aunque la mayoría de los estudiantes tiene entre 18 y 21 años, en los últimos años se ha experimentado un aumento de las personas mayores de 30 años que desean continuar su formación.

También aumenta el número de alumnos extranjeros en la universidad española, especialmente en los estudios de grado, en los que ha aumentado un 6,8% respecto al curso anterior. La mayoría procede de países de la Unión Europea y de América Latina.

En cuanto a la distribución de las becas -que ahora se componen de una parte fija y una variable- la estadística del Ministerio señala que en el curso 2012-2013 el 38% de los estudiantes de nuevo ingreso accedió a la universidad presencial con beca general. El porcentaje de becarios sobre el conjunto de estudiantes universitarios es el el 22,1%.

No obstante, existe una relación inversa entre la pérdida de la beca en primer curso y la nota de admisión al estudio: de los que han accedido con una nota inferior a 5,5 puntos, el 59% han perdido la beca tras su primer curso.











































Por otro lado, los precios universitarios se han mantenido estables durante el curso 2014-2015. El precio medio de los estudios de grado se ha situado en 18,5 euros el crédito matriculado. Galicia y Andalucía son las comunidades con el crédito más barato, mientras que Cataluña tiene un precio más elevado (33,52 euros/crédito), seguida de la Comunidad de Madrid (30,33%).

Por último, la inserción laboral de los egresados universitarios es mayor tras cuatro años después de haberse graduado. Después del primer año de finalizar sus estudios, el 43% está dado de alta en la Seguridad Social, mientras que cuatro años después esta cifra es del 64%.

Si se analizan las tasas de afiliación atendiendo al tipo de universidad en la que se gradúa el estudiante, pública o privada, se observa que en el primer año de inserción laboral la tasa de afiliación de los egresados de las universidades privadas es 10 puntos superior a la de los de las públicas. Sin embargo, con el paso de los años la diferencia se recorta y cuatro años después las tasas de afiliación son más similares.

Según el informe esto se debe a varios factores, como que la mayoría de titulaciones con menor inserción laboral se imparten en universidades públicas o a que un amplio conjunto de universidades privadas proceden del ámbito empresarial, por lo que disponen de un mayor dispositivo de prácticas en empresas.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad