Un 65% de los jóvenes no estudia ingeniería por la falta de orientación y conocimiento

Sofía Riesco

Mejorar la formación del profesorado en matemáticas y TIC es una de las claves para incentivar el interés en estas materias.

imagen Un 65% de los jóvenes no estudia ingeniería por la falta de orientación y conocimiento

¿Por qué los jóvenes ya no escogen carreras de ingeniería como antes? La falta de orientación y de vocación hacia estudios técnicos son los principales motivos, señala el informe El desafío de las vocaciones STEM realizado por DigitalEs. A pesar de la alta demanda laboral que existe de profesionales con estos perfiles, los estudiantes no se decantan por estas carreras.

El estudio ha querido mostrar las razones de este descenso de las matriculaciones de estudios universitarios en carreras STEM (desde el curso 2010-2011 han bajado un 28%), y plantear acciones para promover que aumenten de nuevo. Para eso, indican, hace falta mejorar las competencias en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM por sus siglas en inglés), la participación del profesorado para reforzar sus capacidades científico-técnicas, asesorar al alumnado y mejorar la imagen social de estas titulaciones.

Según los estudiantes de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional que han participado en el estudio, la dificultad académica es el mayor obstáculo que encuentran para cursar este tipo de carreras, seguido por la indecisión sobre la rama a estudiar y por el desconocimiento de las salidas profesionales. La falta de motivación, salidas laborales que no les interesan u opiniones negativas de otros estudiantes son otros de los motivos por los que no escogen grados universitarios STEM. Los resultados revelan que un 65% de los estudiantes no eligen una carrera técnica por la falta de orientación y conocimiento.

Otro de los problemas que muestra el estudio es la baja especialización en matemáticas del profesorado. Solo un 3% de los titulados en Magisterio en Educación Primaria encuestados escogió la especialidad de Matemáticas y TIC. Además, el 59% de los encuestados opina que no son suficientes los conocimientos de Matemáticas adquiridos durante la carrera, y el 72% considera que no aprendió cómo enseñar esta materia a los alumnos.

Esta falta de formación del profesorado podría causar que los alumnos no consigan una base sólida de matemáticas durante la Educación Primaria y que pierdan el interés por la materia debido a las dificultades que les supone enfrentarse a los problemas que plantea la asignatura.

A su vez, la falta de contacto y familiarización con la tecnología durante la primera etapa educativa provoca que los estudiantes no adquieran las habilidades tecnológicas esenciales para el ámbito educativo y profesional. De hecho, el 53% de los estudiantes encuestados cree que se podría mejorar la oferta de asignaturas tecnológicas en sus centros, y el 72% de los directores entrevistados opina que la asignatura de tecnología o TIC debería ser obligatoria y no optativa.

Al igual que ocurría con matemáticas, la formación por parte del profesorado en tecnología y TIC es insuficiente. El 85% de los encuestados afirma que necesita más formación en estas materias. Pero no solo necesitan conocimientos, sino saber integrar estas tecnologías dentro del aula.

Desconocimiento de las salidas laborales

Respecto a la falta de orientación y conocimiento, el informe destaca la importancia de mejorar la formación del profesorado en materia de orientación y la adecuación de las actividades de orientación organizadas por los centros con los intereses de los alumnos. En este sentido, el 59% de los Directores de Colegio encuestados considera que los profesores de sus centros no reciben formación para ser capaces de orientar a los alumnos a la hora de escoger itinerario

Los Directores de Colegio destacan que solo el 38% de los alumnos de Secundaria, Bachillerato y FP tienen claro lo que quieren estudiar. Entre las maneras que ven más adecuadas para cambiar esta situación se encuentran la de modificar la metodología de enseñanza e incluir más talleres y charlas sobre la universidad en secundaria.

La orientación laboral es otro de los puntos que falla. Un 25% de los alumnos asegura que no escogería formarse en ramas STEM como Ingeniería y Arquitectura debido a que desconoce las oportunidades laborales que ofrece dicha rama. No obstante, el VIII Informe Adecco sobre Titulaciones Con Más Salidas Profesionales señala tres ingenierías (Informática, Industrial y Telecomunicaciones) entre las más demandadas en la oferta de empleo. Y sin embargo, el 78% de los alumnos de universidad dicen haberse informado previamente a su elección.

Chicas en carreras STEM

Solo el 25% de los estudiantes de la rama de Ingeniería y Arquitectura son mujeres. Encontrar las razones de esta situación es una tarea complicada, aunque desde el estudio The ABC of Gender Equality in Education: Aptitude, Behaviour, Confidence presentado por la OECD, señalan la menor confianza en sí mismas a la hora de enfrentarse a las matemáticas, la preferencia por carreras con mayor orientación social o la combinación de estereotipos y expectativas sociales como algunos de los motivos.

A su vez, los resultados demuestran que las chicas con modelos femeninos en el campo científico-tecnológico muestran un índice de interés en materias STEM superior al de aquellas que no tienen ninguno. Para fomentar el interés de las chicas en carreras técnicas el estudio recomienda promocionar otra visión del universo STEM, que explique el impacto social que pueden tener, así como dar a conocer referentes femeninos en este campo.

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad