¿Cómo serán las clases en la universidad el próximo curso?

Sofía Riesco

Algunas universidades combinarán el modelo presencial con el online, pudiendo seguir las clases en directo, y otras optarán por la máxima presencialidad garantizando la distancia de seguridad.

imagen ¿Cómo serán las clases en la universidad el próximo curso?

El próximo curso académico será diferente a los anteriores y estará marcado por medidas de prevención del Covid-19. A pesar de que el Ministerio de Universidades ha lanzado una serie de recomendaciones para adaptar el curso universitario a una “realidad adaptada", cada universidad tiene autonomía para establecer las medidas que considere.

Todas ellas deberán tener un plan de contingencia que contemple un posible escenario en el que haya que volver a la docencia online de manera inmediata. Éste incluirá los planes de formación para el profesorado en enseñanza online, sistemas de docencia y evaluación no presencial y horarios para tutorías o seminarios. Esto implica mejorar el equipamiento informático y redes telemáticas de las universidades, así como la capacitación del profesorado en competencias digitales, lo que ha de tenerse en cuenta en el presupuesto de las administraciones competentes.

Unas cuantas universidades españolas ya han fijado el modelo de docencia para el próximo curso 2020-2021 basándose en este documento del Ministerio, que, entre otras pautas, recomendaba combinar las clases presenciales con las online, limitar el foro de las aulas y que los alumnos rotaran para recibir tanto las clases presenciales como las online. Repasamos algunas de las que ya han dado a conocer cómo será el próximo curso universitario:

Andalucía

La Universidad de Sevilla ha optado por un sistema multimodal o híbrido de enseñanza que combina clases presenciales, clases on line (sesiones síncronas) y actividades formativas no presenciales. Habrá Centros de la US que diseñen la presencia del estudiantado en turnos rotatorios para algunas de las actividades programadas, y los estudiantes serán informados por la Universidad del subgrupo que les corresponda (turnos del 50%, del 33% y del 25%). En estos casos, las instalaciones estarán dotadas con el material necesario para retransmitir la clase a través de su plataforma virtual.

A su vez, se recomienda priorizar la evaluación continua mediante pruebas de evaluación online para facilitar el tránsito de uno a otro escenario, aunque siempre que se pueda se realizarán las evaluaciones previstas de manera presencial y teniendo en cuenta el nivel de ocupación del espacio autorizado por las autoridades sanitarias.

Respecto a las prácticas extracurriculares, se desarrollarán presencialmente en las entidades colaboradoras siempre que las circunstancias lo permitan. Si hubiera de reducir las horas por limitación de aforo se podrán combinar con otras actividades como proyectos, memorias o programas formativos. Los TFG, TFM y tesis doctorales se defenderán de manera presencial, y en el caso de un escenario online se fijarán tutorías para seguir el trabajo del alumnado.

Otro de los escenarios que tienen en cuenta las universidades andaluzas es la de la docencia no presencial causada por un rebrote que obligue al confinamiento temporal, y por tanto, a la suspensión de la docencia presencial. En este caso se recurrirá a las plataformas virtuales de las universidades para impartir las clases de manera online.

Madrid

La Universidad Autónoma de Madrid impartirá el primer cuatrimestre en modalidad semipresencial o híbrida, combinando la docencia presencial en el aula en grupos más reducidos con actividades formativas a distancia, tanto síncronas (en tiempo real) como asíncronas (en diferido) a través de plataformas electrónicas. Si fuera posible, el segundo semestre del curso 2020-2021 se desarrollaría de forma presencial.

La Universidad Carlos III de Madrid opta por un modelo híbrido que combinará clases presenciales y docencia online síncrona e interactiva. En los estudios de grado, cada estudiante recibirá el 50% de sus horas de clase de forma presencial en el campus y el resto se impartirán de forma online síncrona en el horario previsto en directo, pudiendo interactuar con el docente. Los estudios de postgrado se han adaptado a formatos presencial o bimodal según el tipo de máster, el número de estudiantes, la presencia de alumnado internacional y su orientación. Además, se potencia la evaluación contínua y el trabajo en clase en grupos reducidos.

La Universidad Complutense mantendrá la máxima presencialidad en las clases, con flexibilidad por Facultades y por títulos para poder cambiar a docencia online si las condiciones sanitarias así lo exigieran. La UCM implementará un docencia bimodal o semipresencial, compaginando clases presenciales, con clases online y con clases retransmitidas. Los alumnos de primer curso tendrán la mayor parte de la docencia presencial. Se deberá respetar la distancia de 1.5 metros entre personas y hacer un uso adecuado de la mascarilla. Para seguir las clases online se utilizará el campus virtual.

País Vasco

La Universidad del País Vasco apuesta por una docencia presencial de al menos el 75% para el próximo curso. Establecerá un modelo de presencialidad adaptada que permita desarrollar el curso 2020-2021 en las mejores condiciones académicas y sanitarias posibles. La UPV/EHU quiere preservar el carácter presencial de la docencia, pero adaptándola a escenarios de distanciamiento social, aforo limitado y medidas higiénico-sanitarias. Estas medidas tendrán carácter flexible y podrán modificarse según evolucione la situación.

Este modelo de formación presencial adaptada consiste en combinar una actividad mayoritariamente presencial con clases telemáticas y con actividades formativas no presenciales para el aprendizaje autónomo del alumnado. Se recomienda que no se impartan de manera exclusivamente virtual más de dos asignaturas por grupo y cuatrimestre, ni más de 15 créditos en el caso de titulaciones de máster. La actividad presencial será prioritaria en las modalidades prácticas como laboratorios o talleres, que se utilizarán solo el tiempo necesario. La evaluación se hará también de manera presencial pero se dará prioridad a la evaluación continua.

Algunas de las medidas obligatorias para los alumnos serán las de evitar aglomeraciones escalando los horarios de entrada y salida de las aulas o establecer aforos máximos por clase, respetar una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros, y cuando no sea posible llevar mascarilla, y evitar llevarla más de 2 horas seguidas. Respecto a las prácticas extracurriculares, se mantendrán con las medidas que establezca la empresa. Además, en todas las asignaturas se deberá proponer una alternativa de evaluación no presencial.

La Rioja

La Universidad de La Rioja plantea un escenario de máxima presencialidad para el próximo curso y tratará por todos los medios que la mayor parte de las asignaturas y prácticas sean, siempre que las condiciones lo permitan, presenciales.

En lo referido a las medidas organizativas que resulten necesarias para evitar aglomeraciones y garantizar que se mantenga una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros; cuando no sea posible mantener dicha distancia de seguridad, se observarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio.

Comunidad Valenciana

La Universidad de Alicante ha diseñado un modelo dual de docencia para el próximo curso preparado para adaptarse a cualquier escenario, y que apuesta por la mayor presencialidad posible. En este modelo dual o mixto una parte del alumnado contará con presencialidad en el aula y otra seguirá la clase de forma síncrona a través del sistema de aula virtual. En este sentido, la presencialidad en el aula quedará delimitada por la capacidad máxima fijada según la situación sanitaria.

En función del número de estudiantes matriculados, de la capacidad de las aulas en cada momento y de la planificación docente, se establecerán las rotaciones necesarias entre el alumnado de cada titulación con el objetivo de que todos puedan asistir al mismo número de clases presenciales. El aforo de las aulas será del 50% para garantizar la distancia de 1,5 metros, y si no pudiera hacerse deberá usarse la mascarilla.

En cuanto a las prácticas de laboratorio, salidas de campo o laboratorios de idiomas, está previsto que cuenten con una presencialidad del 100% del alumnado, siempre que lo permitan las condiciones sanitarias. La evaluación se hará de manera presencial, aunque la UA ha previsto un sistema de evaluación alternativo en el caso de que no pudieran hacerse las pruebas presenciales.

Aragón

La Universidad de Zaragoza prevé que la docencia del curso 2020-2021 se desarrolle de manera presencial. En las aulas dedicadas a teoría, problemas o prácticas que no requieren el uso de un laboratorio, taller, aula de informática o espacio similar se realizará la docencia en términos de normalidad, con aplicación de la regla de 1,5 metros de separación entre estudiantes. Podrá utilizarse el streaming como instrumento de apoyo a la docencia presencial.

Para las clases prácticas en laboratorios, donde es difícil aplicar la regla de 1,5 m de separación todo el personal llevará mascarillas adecuadas para ese tipo de actividad. A su vez, las prácticas externas se llevarán a cabo cumpliendo con las exigencias y reglas preventivas de protección de la salud previstas en la institución o empresa donde se desarrollen.

La actividad tutorial y la dirección de trabajos se realizarán preferentemente a distancia. La evaluación se planificará preferentemente de manera presencial, recomendando la evaluación continua ante la contingencia de un posible cambio de escenario.


   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad