El programa Erasmus ayuda a los estudiantes a encontrar su primer empleo

Sofía Riesco

Esta experiencia ayuda a desarrollar habilidades como el trabajo en equipo y a definir la carrera profesional.

imagen El programa Erasmus ayuda a los estudiantes a encontrar su primer empleo

Los estudiantes universitarios Erasmus tienen más éxito en su vida personal y profesional, y además el programa ayuda a las universidades a ser más innovadoras, según dos nuevos estudios realizados por la Comisión Europea. Éstos se han basado en las respuestas de cerca de 77.000 estudiantes y personal universitario, y más de 500 organizaciones que han analizado el impacto del programa Erasmus sobre sus beneficiarios.

Los resultados muestran cómo el programa Erasmus ayuda a preparar a los estudiantes europeos para la nueva era digital y a prosperar en su futura carrera profesional. A su vez, el Erasmus+ aumenta la capacidad de innovación de las universidades, su compromiso internacional y su capacidad de dar respuesta a las demandas del mercado laboral.

Uno de las conclusiones más destacadas del estudio del impacto del programa Erasmus es cómo ayuda a los estudiantes a encontrar trabajo. Más del 70% de los universitarios que han participado en este programa de movilidad afirman que, una vez han regresado a su país de origen, saben qué quieren hacer en su futura carrera profesional. Esta experiencia les sirve para reorientar sus estudios y adaptarlos a sus ambiciones.

El estudio revela que un 80% de los estudiantes Erasmus encontró trabajo a los tres meses de haberse graduado, y un 72% afirma que la experiencia en el extranjero les ayudó a encontrar su primer trabajo. Además, 9 de cada 10 alumnos Erasmus+ señalan que utilizan las habilidades y experiencias adquiridas en su trabajo diario, ya que este programa se centra en desarrollar las habilidades que demandan las empresas.

Por otro lado, uno de los sentimientos que más potencia el Erasmus es el de pertenencia europeo. Quienes participan en esta experiencia mejoran su habilidad para trabajar y colaborar con personas de diferentes culturas, y sienten que tienen una identidad europea.

Otro de los puntos que destaca el informe es que los estudiantes Erasmus+ están más satisfechos con su trabajo que los que no han estudiado en el extranjero. Estos universitarios tienen carreras más internacionales y con más probabilidad de viajar al extranjero.

Respecto a las universidades, los proyectos que realizan de forma conjunta gracias al programa Erasmus+ les ayudan a estar más preparadas para la transformación digital. Al utilizar las nuevas tecnologías, métodos de enseñanza o aprendizaje innovadores, se refuerza su capacidad de cooperación e innovación.

El equipo académico de las universidades que participa en el Erasmus está más abierto a involucrar al personal de las empresas en sus cursos que los compañeros que no han realizado la movilidad en el extranjero. De hecho, más del 80% de los académicos asegura que su experiencia les ha servido para desarrollar un plan de estudios más innovador. Y dos de cada tres participantes afirma que los proyectos de la UE contribuyen a mejorar la inclusión social y la no discriminación en la educación superior.

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad