10 ventajas y desventajas de estudiar online

Sofía Riesco

Este curso 2020/2021 va a estar marcado por las clases online en muchas universidades. Los estudiantes van a tener que alternar las clases presenciales en el campus con las virtuales. Quienes ya estudian un grado online saben que la disciplina y la flexibilidad son clave.

imagen 10 ventajas y desventajas de estudiar online

A pesar de que la educación online ha crecido notablemente en los últimos años, los universitarios que quieren estudiar el Grado de manera presencial este año van a probar irremediablemente el formato a distancia. Las personas que ya se han decantado por cursar un grado online saben que no siempre es fácil.

Hay que tener mucha constancia para llevar al día las tareas de clase y hacer un esfuerzo por relacionarse con otros compañeros/as que también están estudiando desde casa. No obstante, también pueden compaginar el estudio con otras actividades, con un trabajo o unas prácticas.

Esta modalidad de enseñanza cuenta con sus ventajas y desventajas, como por ejemplo la flexibilidad que permite o la autodisciplina que hay que imponerse a uno/a mismo/a. Desde Top Universities han elaborado una guía para estudiar online, que recoge los puntos a favor y en contra de la enseñanza virtual:

Ventajas de estudiar online

· Flexibilidad: puedes estudiar desde cualquier lugar sin necesidad de desplazarte, incluso ahorrándote el tener que mudarte a otra ciudad. Siempre que tengas un dispositivo con conexión a Internet, podrás seguir la clase desde cualquier parte.

· Programa: los títulos online ofrecen un plan curricular muy similar al de los títulos presenciales, que te aseguran que vas a adquirir los conocimientos y habilidades necesarias para avanzar en tu carrera. En este sentido, dependiendo del Grado y de la asignatura, habrá algunas en las que sea más fácil seguirlas de manera online y otras en las que sea necesario acudir de manera presencial.

· Reputación: las empresas cada vez se están fijando más en el potencial de la educación online y en el valor añadido que da al currículum, ya que permite desarrollar unas habilidades y conocimientos digitales que están muy demandados en el entorno laboral.

· Inmediatez: los programas online son ideales si estás buscando empezar inmediatamente tus estudios o completar tu carrera rápidamente. Dependiendo de la universidad, hay varias fechas de inicio del curso, por lo que puedes adaptarte más fácilmente.

Desventajas de estudiar online

· Autodisciplina: la capacidad de realizar las tareas diarias y estudiar según tu propio horario requiere una gran concentración, esfuerzo y constancia. Debes destinar una parte del día a tus estudios para asegurarte de que llevas todo al día.

· Relacionarse: aunque las vídeo llamadas o vídeo conferencias no podrán reemplazar nunca al contacto físico, son una buena manera de conectar con el resto de compañeros y los profesores. Algunos programas online incluyen “quedadas virtuales" entre los estudiantes para que se conozcan.

· Exámenes: a la hora de realizar pruebas o exámenes online es posible que no prestes la atención suficiente al estar en un entorno con más distracciones.

· Feedback: al estudiar online puede que te sientas más solo/a y que parezca que no puedes contar con el apoyo de tus compañeros o profesores. Por eso es importante hacer un esfuerzo para relacionarse con los demás, aunque sea en formato virtual.

¿Qué diferencia a la educación online de la presencial?

Las principales características de estudiar online y que las diferencian del modelo presencial son:

· Coste: normalmente la matrícula de los programas online suelen costar menos que los presenciales. No obstante, al tratarse de educación superior la inversión a realizar sigue siendo importante.

· Becas y ayudas: aunque la enseñanza no se realice de manera física en un campus, las ayudas para los estudiantes continúan aplicándose. Por ejemplo, las becas del Ministerio de Educación también pueden solicitarse para grados online, y las universidades ofrecen sus propias ayudas. Puedes consultar más información en este reportaje.

· Tamaño de la clase: los títulos online atraen a una gran variedad de estudiantes de diferente edad o nacionalidad, y el tamaño de la clase puede ser incluso mayor y más diversa.

· Networking: al no poder conocer al resto de compañeros en persona, es importante utilizar plataformas como Zoom y otros espacios virtuales para relacionarte con los demás y crear contactos.

· Estructura de la clase: las lecciones asíncronas te permiten ver la clase en el momento que mejor te venga. En los debates en directo podrás interactuar con los profesores y el resto de alumnos a tiempo real, de manera similar a la clase presencial.

· Acceso a los tutores: durante los estudios de Grado es habitual que se destinen unas horas concretas para hablar con el tutor o los profesores. En el caso de los títulos online, el profesorado suele estar más disponible a través del correo electrónico o las videollamadas.

· Equipamiento necesario: acudir a la biblioteca para hacer una consulta no es posible cuando estudias un grado online, ya que no dispones de un campus físico. No obstante, siempre puedes comprarte los libros que necesites, incluso de segunda mano, y en muchas ocasiones las lecturas necesarias están disponibles en formato PDF y facilitado por el/la profesor/a. También es importante contar con un ordenador o un portátil que tenga el software instalado para seguir las clases online, realizar las lecturas y tareas y realizar los trabajos en grupo.

· Exámenes: no todos los grados hacen un examen parcial o controles parciales. Algunas asignaturas piden un trabajo final y otras un examen, pero en ambos casos tendrás que asegurarte que cuentas con el software necesario para poder realizarlos.

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad