Cómo encontrar el primer empleo en 10 pasos

Sofía Riesco

La Fundación Adecco ha elaborado una guía con materiales que sirvan como orientación para los universitarios a la hora de buscar su primer trabajo.

imagen Cómo encontrar el primer empleo en 10 pasos



“Preparados para no quedarnos parados" es el título de la guía que han elaborado Adecco y la Fundación Adecco para ayudar a los universitarios en el reto de encontrar el primer empleo. Desde ella señalan que la búsqueda comienza desde el inicio de la etapa universitaria, que no se deje para cuando el estudiante termina la carrera o busca sus prácticas, sino que debe hacerse desde los primeros cursos.

El Director General de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, señala que la formación, la especialización y la forma de proyectarte en redes sociales profesionales, en internet y en tu propio currículum, optimizarán tu búsqueda y te ayudarán a crear un perfil atractivo para las empresas.

Los pasos que recomiendan desde la guía para encontrar el primer empleo son:

1. Márcate una meta a largo plazo: una idea generalizada cuando se empieza la universidad es que se quiere trabajar “de lo nuestro", encontrando un contrato acorde a lo que se ha estudiado. No obstante, en este primer punto hay que preguntarse qué se quiere obtener: salario elevado, buen horario, hacer amigos...Desde la Fundación recomiendan centrarse en elementos intangibles, como la posibilidad de aprender, hacer nuevos contactos, demostrar las capacidades a la empresa o aportar una experiencia valiosa al currículum.

En este punto también señalan realizar un listado de empresas del sector en el que se quiere trabajar, informándose de si tienen becas o prácticas. En definitiva, hay que preguntarse dónde queremos vernos en el futuro y situarse en el camino para lograrlo.

2. Especialízate: la mayoría de las áreas son pluridisciplinares y se debe focalizar la atención en una parcela de conocimiento específica para poder diferenciarse del resto y resultar más atractivos para las empresa. Pero, ¿cómo elegir el área en el que especializarse? Primero, conociendo lo que demanda el mercado: hay que conocer qué perfiles demanda el sector y en cuál encajarías mejor. En segundo lugar, tienes que saber lo que te gusta hacer y lo que se te da bien, ya que así estudiarás con más entusiasmo.

3. Estudia el mercado: antes de redactar el currículum es mejor conocer el mercado laboral al que te vas a dirigir, para poder adaptarlo a éste. ¿Cómo hacerlo? Desde la Fundación aconsejan revisar los principales portales de empleo y ver lo que se demanda (inglés, estancia en el extranjero, disponibilidad para viajar...). Priorizando estos aspectos en el currículum se fija la atención en lo que valoran los departamentos de Recursos Humanos.

4. Centra el currículum en tus competencias: ¿cómo hacer atractivo el CV si no se tiene experiencia laboral? Focalizando la atención en las competencias y actividades extracurriculares. En Gradomania encontrarás un artículo sobre Cómo escribir el primer currículum, con aspectos muy similares a los que indican en la guía de la Fundación.

5. Lugares para encontrar empleo: las principales fuentes de empleo a las que puedes acudir son el COIE de tu universidad (Centro de Orientación e Información de Empleo), portales de empleo (Infojobs, Infoempleo, Trabajar.com, Studentjob, etc.), servicios públicos de empleo, webs corporativas de las empresas (apartado “¿Quieres trabajar con nosotros?"), agencias de colocación o entidades especializadas, colegios profesionales, redes sociales (perfil en LinkedIn, marca personal en Twitter…) o networking (red de contactos).

6. Busca a alguien que te oriente: la Fundación alude en este punto al networking, a la red de contactos formada por la familia, los amigos, compañeros, profesores o conocidos. Señalan que es importante buscar en nuestro entorno personas que trabajen o hayan trabajado en nuestro sector, que nos puedan orientar, enriquecer con su visión, aportar nuevos contactos y ser la llave que nos abra las puertas de nuevas experiencias. Este método se conoce como ‘mentoring’ y es una técnica de aprendizaje interpersonal donde se asigna una persona con experiencia y conocimiento que apoya a otra a comprender su desarrollo profesional.

7. Redes sociales: son una herramienta esencial para crear nuestra marca personal. Hay que cuidar la imagen y esforzarse por construir una reputación. Además, cada vez más empresas publican sus ofertas de trabajo a través de ellas. Saber utilizarlas o no pueden ser un factor para descartar a los candidatos. Para utilizar las redes sociales de forma profesional, la guía de la Fundación recomienda crear un perfil profesional, eligiendo una foto formal en la que salgas sonriendo; construyendo una red de contactos, encontrando a amigos y conocidos, e interactuar con ellos.

8. Crea un blog: es un espacio que también sirve para crear la marca personal, compartiendo noticias, recomendaciones, reflexiones o artículos de interés para nuestro sector. Crear un blog sirve para diferenciarte del resto, ya que requiere esfuerzo y constancia. Además, demuestra iniciativa y talento, y proporciona una reputación profesional en el sector. Ayuda a mejorar tus habilidades de comunicación y a saber manejar las herramientas 2.0. Los aspectos básicos que debes tener en cuenta son crear contenidos de calidad, no plagiar y ser original.

9. Aprende a comunicar: el miedo a hablar en público genera sufrimiento y limita el talento de las personas. Aprender a controlarlo es muy útil para acceder a puestos de trabajo, ya que demuestra a las empresa que sabemos hacer llegar nuestras ideas a las personas y ejercer una influencia sobre ellas. Algunos trucos para dominar el miedo a hablar en público son practicar delante de un espejo, respirar profundamente antes de hablar o anticiparse a las posibles preguntas que salgan de la intervención.

10. Pasa un tiempo en el extranjero: al saber esto del candidato, la empresa presupone unos valores y habilidades como inquietud, curiosidad, capacidad de desenvolvimiento, tolerancia y dominio de idiomas. Ya sea por estudios, por trabajo o para mejorar un idioma, pasar una temporada en el extranjero facilita conocer otras culturas y mejorar las capacidades de comunicación.











































Descárgate la guía completa en fundacionadecco.org

  
Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.

Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad