Las universidades españolas en las que estudiar para conseguir un empleo

Sofía Riesco

Realizan más acciones con el objetivo de mejorar la empleabilidad de sus alumnos, como jornadas de puertas abiertas, la posibilidad de realizar prácticas en empresas o fomentando el emprendimiento.

imagen Las universidades españolas en las que estudiar para conseguir un empleo

Cada año miles de estudiantes comienzan sus estudios universitarios. Hay quienes escogen la carrera por vocación y quien lo hace por las salidas profesionales. Sin embargo, la elección de la universidad también es importante, ya que el centro en el que se curse la carrera puede facilitar encontrar un empleo al graduarse.

No todas las universidades españolas dedican los mismos esfuerzos a garantizar la empleabilidad de su alumnado. Son la Universidad de Valencia, la Politécnica de Valencia, la Politécnica de Madrid, la Universidad de Deusto y la Universidad Pompeu Fabra las que más actividades desarrollan con el objetivo de favorecer la inserción laboral de sus estudiantes.

Así lo revela un informe elaborado por la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), que analiza las variables que determinan la inserción laboral de los graduados: la formación recibida, las características personales, los métodos de búsqueda de empleo y la influencia del entorno.

Y es precisamente la titulación cursada la variable más relevante para encontrar trabajo. Los titulados de la rama de Ciencias Sociales e Ingenierías son los que logran mayores tasas de empleo (80%). De hecho, estudiar Medicina o Ingeniería Electrónica asegura tener un trabajo, ya que las tasas de empleo son del 97,7% y del 98%, respectivamente. En el lado contrario se encuentran las titulaciones de Artes y Humanidades, cuya media se sitúa en el 64%, con casos como el de Filología Francesa, con una tasa de empleo de solo el 50,6%.

Haber realizado prácticas en empresas, haber participado en un programa de movilidad, estar satisfecho/a con la formación recibida o haber recibido una beca por méritos académicos son otros de los factores que mejoran la inserción laboral de los graduados universitarios.

El entorno también influye en la posibilidad de encontrar empleo. Áreas como Cataluña, Madrid, Aragón, La Rioja o Islas Baleares tienen tasas de empleo más altas. A su vez, regiones como Andalucía, Canarias o Extremadura tienen las tasas de paro más elevadas. En la Comunidad de Madrid existen más posibilidades de encontrar un trabajo con contrato a jornada completa y a su vez son los que tienen unos salarios más elevados.

Prácticas, bolsa de empleo y emprendimiento

La mayoría de las instituciones analizadas en el informe ya contemplan entre sus estrategias la promoción de la empleabilidad, y han ampliado las iniciativas para mejorar el acceso al mundo laboral de sus alumnos. Las actividades que más se realizan en las universidades son las jornadas de puertas abiertas y visitas guiadas, la posibilidad de hacer prácticas extracurriculares, la bolsa de trabajo que ofrecen a sus egresados o el fomento del emprendimiento.

Por el contrario, invierten menos esfuerzos en acciones de networking, que sirven para construir una red de contactos con el fin de generar oportunidades laborales, y en ofrecer formación adicional en competencias específicas para cada titulación.

Las universidades que más actividades realizan con el objetivo de mejorar la empleabilidad de sus alumnos y egresados son la Universidad de Valencia, la Politécnica de Valencia, la Politécnica de Madrid y la Universidad de Deusto, realizando el 75% de las actuaciones mostradas en el informe. Las que menos, la Universidad de La Rioja, la de Extremadura y la Universidad Ramón Llull, que realizan el 52% de las actividades que recopila el documento.

Según las conclusiones del informe, las universidades con más capacidad para impulsar la empleabilidad de sus egresados son las que reúnen las siguientes características:

· Consideran la empleabilidad como un objetivo estratégico
· Poseen una oferta docente que atiende a la empleabilidad de las titulaciones
· Promueven la movilidad entre sus estudiantes
· Se preocupan por la calidad de su profesorado
· Invierten en capital relacional con su entorno, mediante la colaboración con empresas e instituciones en formación, investigación y transferencia.

Los graduados con mayores posibilidades de lograr un empleo ajustado a su formación son los que reúnen la mayoría de las cinco características siguientes:

· Eligen estudios que preparan para profesiones altamente demandadas -en especial de ciencias de la salud e ingenierías- y los cursan en universidades especializadas.
· Se forman en centros que cuentan con profesorado altamente cualificado -con un elevado número de doctores- y sobresalen por sus resultados docentes e investigadores.
· Adquieren competencias y capacidades transversales, como los idiomas y las TIC, y habilidades mediante experiencias de movilidad durante sus estudios, especialmente en el extranjero.
· Estudian en universidades localizadas en las áreas económicas más dinámicas, cuyo entorno ofrece más oportunidades de empleo.

   Enviar por emailEnviar a un amigo

* Tu email no se mostrará en la página.


Recibe gratis noticias en tu mail
Publicidad